Los meses de otoño e invierno son los preferidos para realizar tartas dulces, o pays, en parte por que las frutas de la temporada son perfectas para hornear, y en parte también por que al encender el horno le damos un poco de calor al hogar.

Un dicho popular dice que de la vista nace el amor, y el primer sentido que debemos de conquistar al servir un plato es la vista, algo que muchas veces olvidamos. Para decorar una tarta de forma exquisita, no se necesitan utensilios especiales, quizá unos cortadores de galletas, o simplemente un cuchillo, un tenedor o una cuchara. Así nos lo demuestra Libbie Summers, una especialista en darle estilo a la comida.

Esta entrada también está disponible en: Inglés