Encontrar una buena panadería cerca de nuestra casa no siempre es tarea fácil y al menos nosotros no hemos tenido esa suerte. Pero poco nos preocupa, pues aunque nos encanta la panadería tradicional mexicana, no consumimos pan dulce frecuentemente. Y además, siempre que algo se nos antoja, busco hacerme de un par de horas para aprender a hacerlo en casa.

Bisquets caseros. Receta para el desayuno | cocinamuyfacil.com

Así es como, tras algunos intentos, logré hacer estos perfectos bisquets caseros, ideales para el desayuno o la cena, a los que les queda igual de bien un poco de mermelada, o de cajeta, o de miel, o de nutella ¿y que tal unos frijoles con queso fresco?.  No van a creer lo increíblemente sencillo que es prepararlos, pocos ingredientes, pocos utensilios y pocos pasos. Eso sí, hay que tener mucho cuidado con no calentar la masa al trabajarla con las manos.

Bisquets caseros. Receta para el desayuno | cocinamuyfacil.com

Los tradicionales bisquets mexicanos usualmente se preparan con manteca de cerdo, pero yo siempre busco usar los ingredientes que tengo a la mano, y tengo que reconocer, que la mantequilla les da una sabor estupendo.  Se pueden comer fríos, pero nada como partirlos a la mitad y colocarlos dos minutos de cada lado en una plancha caliente.

Bisquets caseros. Receta para el desayuno | cocinamuyfacil.com

Bisquets caseros. Receta para el desayuno
Autor:: 
Categoría: Postres
Cocina / Cuisine: Mexicana
Tiempo de Preparación: 
Tiempo de Cocción: 
Tiempo Total: 
Porciones: 10
 
Ingredientes / Ingredients
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de polvo para hornear (royal)
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ taza o 120 gramos de mantequilla
  • ¾ de taza de buttermilk o (leche + 1 cucharadita de jugo de limón)
Preparación / Directions
  1. Lo primero que haremos será cortar la mantequilla en cubos pequeños, colocarlos en un plato y meterlos al congelador durante al menos una hora, para que cuando llegue el momento de usarlo se encuentre bien fría. Aprovechamos mientras para preparar la buttermilk (que en México no encontramos), mezclando la leche con una cucharadita de jugo de limón o de vinagre. Dejamos reposar hasta que se formen grumos y refrigeramos, pues también necesitamos que esté fría.
  2. Cuando estemos listos para empezar, en un tazón grande mezclamos la harina, el azúcar, el polvo para hornear y la sal.
  3. Precalentamos el horno a 220ºC.
  4. Agregamos la mantequilla y nos ayudamos de un cortador de masa o pastry blender para ir cortándola en pedazos más pequeños mientras la mezclamos con la harina, hasta que tengamos piezas de un tamaño menor a un chícharo. Si no tenemos uno de estos utensilios, un tenedor o un par de cuchillos harán bien la tarea. Podemos incluso utilizar nuestras manos, pero corremos el riesgo de calentar la masa.
  5. Agregamos la buttermilk y con ayuda de una pala trabajamos, sin excedernos, hasta que se una en una bola.
  6. Vacíamos la masa en una superficie limpia y previamente enharinada, y formamos un rectángulo de unos 15 x 20 centímetros, lo doblamos en tercios y aplanamos con las manos nuevamente hasta obtener un rectángulo de tamaño similar. Este proceso hará que se formen más capas, que son las que le dan textura y suavidad a estos bisquets.
  7. Usando un cortador de galletas, de unos 6 centímetros de ancho, cortamos la masa y colocamos cada bisquet en una charola para horno ligeramente engrasada. Los colocamos todos juntos, sin separación, para que puedan crecer más hacia arriba.
  8. Horneamos durante 10 a 12 minutos hasta que las partes inferior y superior luzcan ligeramente doradas. Tras apagar el horno, esperamos un par de minutos antes de sacarlos y colocarlos en una rejilla y barnizarlos con un poco de mantequilla derretida.

Bisquets caseros. Receta para el desayuno | cocinamuyfacil.com

Ya se imaginaran que estos bisquets son uno de nuestros desayunos favoritos, pero también la cena perfecta para un día domingo. Los secretos para que queden como los de la foto son simplemente asegurarnos de que la mantequilla esté en todo momento fría. Así, cuando terminemos la masa, debemos poder ver los trozos de mantequilla; y como decía en la receta, colocarlos juntos en la bandeja para horno para que eleven hacia arriba, en lugar de separarlos como cuando hacemos galletas.

Bisquets caseros. Receta para el desayuno | cocinamuyfacil.com

Si quieren que la parte superior quede más dorada, como los de las panaderías, antes de meter al horno deben barnizar con huevo batido. El ombligo, que yo no les he hecho por olvido, pueden lograrlo usando la parte inferior de una duya pastelera. Debo advertir, que esta receta de bisquets caseros es altamente adictiva.

Bisquets caseros. Receta para el desayuno | cocinamuyfacil.com ¡Buen provecho!