Una de las cosas que más me gustan de las crepas es que podemos utilizarlas para hacer preparaciones dulces y saladas, y con un poco de imaginación, montar postres completos y muy atractivos para una celebración especial. Como ejemplo, está este pastel de crepas con crema de chocolate que he hecho hace unos días y que me ha encantado.

Pastel de crepas con crema de chocolate. Receta. Receta | cocinamuyfacil.com

Hacía tiempo que traía ganas de hacer una receta de esta naturaleza, pues en redes sociales he visto recientemente este formato de pasteles, que dan la impresión de haber hecho decenas de capas. El secreto de ellos son las crepas, mismas que se apilan poniendo entre cada una de ellas los rellenos que más nos gusten, generalmente crema pastelera y frutas, mermeladas con queso crema o simplemente nutella y avellanas.

Pastel de crepas con crema de chocolate. Receta | cocinamuyfacil.com

Como pueden ver el resultado es muy llamativo. Esta vez en lugar de utilizar mi receta de crepas, he utilizado la de Home Cooking Adventure, pues de su receta me ha llamado la atención el uso de agua mineral para la masa de crepas. La verdad que han quedado con muy buena textura, muy flexibles y con suficiente densidad como para hacerlas más rápido sin preocuparnos de que se rompan, como para soportar el peso de este pastel.

Pastel de crepas con crema de chocolate. Receta | cocinamuyfacil.com

Este pastel de crepas con crema de chocolate podemos decorarlo como más nos guste. A mí, por ejemplo, me hubiera encantado colocarle encima una cobertura de ganache de chocolate amargo y una mezcla de frutos rojos con hojas de menta, una presentación muy clásica.

En cambio, me he decantado por cubrirlo con cocoa natural en polvo, sin endulzante, que le ha terminado dando una mayor intensidad de sabor. El toque decorativo han sido unas galletas de merengue, de las que ya les compartiré después la receta.

Pastel de crepas con crema de chocolate. Receta | cocinamuyfacil.com

Este pastel de crepas con crema de chocolate lo hemos acompañado con una buena taza de café recién hecho, aunque con un té verde o un vaso de leche también queda estupendo. Aunque me ha encantado, creo que en una próxima ocasión doblaría la cantidad de crema para batir, para así lograr que entre capa y capa haya un poco más de relleno. Otra opción sería, añadirle queso crema para que sea un poco más denso.

¡Buen provecho!