Las quesadillas son uno de los platillos más socorridos para la hora de la cena o el desayuno. Sobre todo en México. Para la receta del día, puedes utilizar frijoles negros, pintos o bayos. Yo prefiero los negros. Para acompañar las quesadillas con frijoles negros, solo necesitas un poco de crema ácida, y ensalada verde.

Quesadillas con frijoles negros. Receta

Quesadillas con Frijoles Negros. Receta
Autor:: 
Cocina / Cuisine: Mexicana
Tiempo de Preparación: 
Tiempo de Cocción: 
Tiempo Total: 
Porciones: 4
 
Ingredientes / Ingredients
  • 1 taza de frijoles negros cocidos, sin caldo.
  • ½ taza de quesillo deshebrado, queso adobera o queso para fundir.
  • ½ taza de salsa de jitomate recién hecha
  • 4 tortillas de harina
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 aguacate maduro
Preparación / Directions
  1. En un tazón mediano combina los frijoles, el queso y ¼ de taza de salsa roja.
  2. Coloca las tortillas sobre un plato y extiéndeles ½ taza de relleno sobre la mitad de cada tortilla, de modo que puedas posteriormente doblarlas por la mitad. Una vez dobladas, presiónalas suavemente para aplanarlas.
  3. Calienta una cucharadita de aceite en una sartén antiadherente a fuego medio. Coloca 2 quesadillas y permite que se doren suavemente antes de voltearlas. Cuidado que la tortilla de harina se puede quemar fácilmente. Espera que se doren del otro lado antes de pasarlas al plato.
  4. Cubre las quesadillas con papel aluminio mientras cocinas las otras 2 quesadillas, a modo de conservar el calor.
  5. Sirve tus quesadillas con el aguacate picado y la salsa restante.
Notas
Porciones de Carbohidratos: 2½
Intercambios: 2½ almidón, 1½ de carne magra, 2 grasa
Información Nutrimental / Nutrition
Tamaño de la porción: 1 quesadilla Calorías: 377 Grasas: 16 g Carbohidratos: 46 g Sodio: 679 mg Fibra: 10 g Proteína: 13 g Colesterol: 13 mg

TIPS:

Para hacer más saludables tus quesadillas con frijoles negros, usa aceite de canola en aerosol, y sustituye las tortillas de harina por tortillas de harina integral o bien, por tortillas de maíz.

Para hacer el relleno más consistente, puedes añadir ½ taza más de queso.

Como ves, este platillo de la cocina mexicana es sabroso, saludable, fácil de preparar, nutritivo y muy económico ¿Qué más puedes pedir?

¡Buen provecho!