Usualmente, todos relacionamos la palabra ensalada con dieta. Pero esto no es precisamente así. Las ensaladas, son mucho más que una dieta, son una forma de incluir alimentos sanos en nuestra alimentación. La ventaja de ellas, dependiendo de los ingredientes que lleva, del comensal y de la hora a la que son servidas, es que pueden llevarse a la mesa como único plato, como acompañante del plato principal, como entrante o como plato final.

Ensalada de jamón y queso. Receta | cocinamuyfacil.com

En esta ocasión, les comparto la receta de una sencilla y ligera ensalada de jamón y queso, que es perfecta para servirla en el almuerzo o en la cena, y lleva ingredientes tan sencillos como lechuga, jamón, queso, papa y nueces para darle un toque crocante.

Ensalada de jamón y queso. Receta | cocinamuyfacil.com

Ensalada de jamón y queso. Receta
Autor:: 
Categoría: Ensaladas
Tiempo de Preparación: 
Tiempo de Cocción: 
Tiempo Total: 
Porciones: 4
 
Ingredientes / Ingredients
  • 100 gr. de lechuga romana
  • 100 gr. de lechuga orejona
  • 100 gr. de jamón York
  • 4 papas cambray
  • 100 gr. de queso fresco o queso panela
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • ¼ taza de nueces
Preparación / Directions
  1. En una cacerola con agua y sal pon a hervir las papas cambray hasta que estén tiernas, luego escúrrelas, retírales la piel y córtalas en cubos.
  2. Limpia y desinfecta la lechugas. Separa las hojas antes de lavarlas. Una vez desinfectadas, escúrrelas y de preferencia sécalas con una toalla de papel. A continuación trocéalas toscamente y colócalas en una ensaladera.
  3. Añade el jamón York cortado en tiras, el queso fresco rebanado y las papas cambray.
  4. En un tazón coloca el vinagre blanco, el aceite de oliva, la sal y la pimienta y bátelos con un tenedor hasta que emulsionen.
  5. Aliña la ensalada de jamón y queso con la vinagreta y espolvorea las nueces troceadas encima.

Ensalada de jamón y queso. Receta | cocinamuyfacil.com

Realmente es increíble cómo con pocos y sencillos ingredientes se puede lograr una buena ensalada. La acidez del vinagre blanco combinado con la cremosidad que aporta el aceite de oliva, harán que esta ensalada de jamón y queso se repita en tu mesa.

Si no tienes lechuga romana u orejona, usa únicamente la que tengas a la mano; si no tienes a la mano nueces, busca en tu alacena alguna otra opción: pistaches, almendras, semillas de calabaza, semillas de girasol e incluso ajonjolí.

Recuerda que el jamón York proporciona una gran cantidad de nutrientes, entre ellos hierro, zinc, potasio, fósforo y magnesio, además de las proteínas y un bajo contenido en grasas y calorías, pero si un poco de colesterol, así que ¡no te excedas! Desde luego, puedes probar quizá jamón de pierna o pechuga de pavo.  Seguro resultará extraordinaria.

¿Ya nos sigues en Facebook?

Buen provecho!!!

Esta entrada también está disponible en: Inglés