Menu

Métodos de Conservación de los Alimentos – Por Frío

conservacion_de_los_alimentos_por_frio

Si ya descargaste nuestro reporte especial con 30 Consejos para la Conservación de los Alimentos, te habrás dado cuenta que la conservación por frío es el sistema más importante que tenemos para que nuestros alimentos se mantengan en buen estado por mucho más tiempo.

Pero, te has preguntado ¿por qué este tipo de conservación llamado “conservación por frío” es tan importante?

Bien, la respuesta es sencilla: porque con este método se respetan las propiedades de los alimentos, y no es necesario agregarle conservadores y además, se puede complementar con otros métodos de conservación.

Los alimentos que se conservan por frío son perecederos.

Pero eso no es todo lo que debemos saber sobre la conservación de alimentos por frío, también es importante que conozcas algunos otros términos, para que cuando apliques esta técnica sepas lo que estás haciendo.

Debes saber, que la conservación por frío se basa en que la vida del producto se desarrolla más lento, impidiendo o ralentizando el proceso de envejecimiento de este, y por lo tanto ampliando la vida del producto.

La conservación en frío puede ser tanto por frío positivo, como por frío negativo. ¿cómo es esto?

- Conservación por Frío Positivo es aquella que va por encima de los 0°C (de 1 a 3°C o entre 4 y 6°C dependiendo de los alimentos). Debemos recordar que en las partes más frías de nuestro refrigerador, debemos colocar las carnes y pescados, y en las menos frías las frutas, verduras y hortalizas. La conservación por frío positivo la conocemos comúnmente como refrigeración. Los refrigeradores, cuentan con un sistema de humedad que evita que los alimentos se deshidraten, sin embargo, cuando refrigeras a muy baja temperatura es muy recomendable que los cubras para evitar que se deshidraten y se contaminen.

- Conservación por Frío Negativo es aquella que va por debajo de los 0°C y es la que conocemos como congelación. Al estar a temperaturas por debajo de los 0°C detiene la multiplicación de los microorganismos, pero no los mata, por lo que debes saber que al descongelarlos, estos vuelven a multiplicarse.

Estos son los dos tipos de conservación en frío que podemos realizar en nuestros hogares, pero es importante conocer que hay un tercer tipo, que es el abatimiento de la temperatura, y que consiste en bajar la temperatura de un alimento cocinado (el centro del alimento) de los 70°C a los 10°C en menos de dos horas. Este proceso se realiza en un abatidor de temperatura, y regularmente es usada en restaurantes y otros comercios de la industria de alimentos.

Por último, si no has descargado nuestro reporte de conservación de los alimentos, ¿Qué esperas? Es totalmente gratis!

8 Comentarios
  1. Viky
  2. Admin
  3. patricia
  4. Admin
  5. martha
  6. Mary Soco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *