Esta ensalada de espinacas con jamón y huevo es increíblemente fácil y deliciosa. ¿quién dijo que las ensaladas son aburridas y monótonas? Con esta ensalada seguro querrás una ración más.

Las espinacas son pobres en grasa y proteínas, por lo cual se les considera pobres energéticamente hablando, por lo que, si estás a dieta, esta ensalada te ayudará a mantener tu peso. El que sean pobres energéticamente, no significa que no contengan importantes vitaminas y minerales, pues las espinacas son ricas en provitamina A, vitaminas C y E, luteína, hierro, folatos (indispensables para mujeres embarazadas). Por demás, tienen un bajo contenido en sodio y un alto contenido de potasio, lo cual las hace beneficiosas si se padece de hipertensión, gota, cálculos renales y retención de líquidos.

Ensalada de Espinacas con Jamón y Huevo. Receta

Por otro lado, los rábanos aportan una buena cantidad de fibra, vitamina C y calcio. Y los huevos, lo sabemos todos, es una rica fuente de proteína. Con todos estos ingredientes, esta ensalada de espinacas con jamón y huevo, será perfecta para dejarte satisfecho y mantenerte en tu peso.

Ingredientes:

  • 3 manojos de espinacas
  • 250 gr. de jamón en rebanadas gruesas
  • 6 rábanos
  • 6 huevos
  • 1 cebolla
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cuharadas de vinagre de vino blanco
  • 2 cucharadas de mostaza granulada
  • Sal y Pimienta

Preparación:

  1. En una olla mediana, coloca los huevos y cúbrelos con agua fría. Agrega un puño de sal y llévalos a ebullición. Tras dos minutos de haber empezado a hervir, tapa la olla y apaga el fuego. Deja reposar por 15 minutos y a continuación retira los huevos y colócalos en un tazón con agua fría para detener el proceso de cocción. Cuando estén fríos al tacto, retírales el cascaron y córtalos en cuartos. Esta es la manera correcta de hacer huevos duros. 
  2. Rebana la cebolla y los rábanos en rodajas frinas.
  3. Lava, desinfecta y corta en trozos pequeños las espinacas.
  4. Corta el jamón en tiras pequeñas.
  5. En una cacerola mediana, a fuego medio-alto, calienta el aceite de oliva y agrega la cebolla. Cuando empiece a transparentar, retira del fuego y agrega el vinagre, la mostaza, 3/4 de cucharadita de sal y 1/4 de cucharadita de pimienta negra recién molida.
  6. En una ensaladera grande, mezcla las espinacas con el jamón y los rábanos.
  7. Esparce encima de la ensalada de espinacas la mezcla de cebolla y revuelve. Por último, adorna con los huevos duros y sirve.

Si no tienes mostaza granulada, una buena manera de sustituirla es con unas semillas de ajonjolí, sal de ajo, o una pizca de curry.

Si te ha gustado esta ensalada de espinacas con jamón y huevo, síguenos en Facebook

¡Buen provecho!

loading...