Estos camarones con ajo y limón son super sencillos de preparar y muy ligeros. Los tendrás listos en tu mesa en tan solo 15 minutos. ¿rápido, no?

Camarones con ajo y limon

Recordemos que los camarones son una rica fuente de yodo, vitamina B12, vitamina E y proteínas. Además, también contienen fósforo, potasio, zinc, calcio, sodio, magnesio, hierro, vitaminas B3, B2, B9, B, y B6. De este modo, favorece el funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, del corazón y del cerebro.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 3 dientes de ajo
  • 700 gr. de camarones medianos
  • 1/3 taza de jugo de limón
  • 1/4 taza de perejil fresco
  • Sal de mar
  • Pimienta negra molida

Preparación:

  1. Pica finamente y por separado el ajo y el perejil.
  2. Retira la cáscara y las venas internas de los camarones y enjuágalos con agua templada, purificada.
  3. Derrite la mantequilla en una sartén a fuego medio-alto.
  4. Agrega el ajo y cocina, moviendo hasta que empiecen a dorarse, por aproximadamente 1 minuto.
  5. Agrega los camarones y deja cocinar, revolviendo ocasionalmente hasta que estén rosados y opacos. Recuerda que el cocimiento de los camarones, varia entre 5 y 7 minutos.
  6. Retira los camarones del fuego y mézclalos en una ensaladera con el jugo de limón, el perejil, una pizca de sal y pimienta.

Si estas a dieta, seguro habrás escuchado por ahí, que el camarón aumenta el nivel de colesterol. Ese mito hoy es una leyenda urbana, ya que estudios recientes, de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Rockefeller, han demostrado que el contenido de colesterol del camarón no es alarmante.

Mejor aún, el consumo de camarón ayuda a reducir los niveles de triglicéridos en la sangre. Según los científicos, lo que influye más en los índices de colesterol de un alimento es la cantidad de grasa y no tanto el contenido del colesterol del mismo.

Dato interesante: una porción de 90 gramos de camarones cocidos, tiene solo 80 calorías y apenas 1 gramo de grasa total, cantidad mucho menor a la que encontramos en una pechuga de pollo sin piel.

Dicho esto, ¿Qué esperas para preparar estos deliciosos camarones con ajo y limón?

¡Buen provecho!

Si esta receta o información te ha sido de utilidad, por favor, considera hacernos una donación para ayudarnos a que el contenido de Cocina Muy Fácil continúe siendo gratuito y a que nuestro equipo pueda continuar creando contenido de gran calidad. ¡Muchas gracias!