Paella española: algunos consejos para cocinarla en casa | cocinamuyfacil.com

 

La paella es quizá uno de los platillos más conocidos de España a nivel internacional. Originada en la región de Valencia, hoy en día se cocina no solo en todo el territorio de dicho país, sino en todo el mundo usando casi cualquier ingrediente que vaya bien con el arroz (aunque los puristas de la paella valenciana se vayan de espaldas).

Al ser un platillo tan reconocido, hay tantas versiones de paella como cocineros existen. Puede contener pollo, cerdo, pescado, marisco, anguilas, calamares, pimientos, chícharos, alubias o hasta alcachofas. Eso si, el arroz y el azafrán (encargado de darle ese color maravilloso) son los únicos ingredientes que no pueden faltar en su preparación.

Siendo un platillo tan popular, mi gusto por la cocina no podría permitirse no intentar preparar una. Ha sido todo un reto que me ha enseñado mucho. Lo primero, fue encontrar la receta que más nos gustara. Preguntando entre amigos, ex-compañeros de trabajo y Google, llegué a esta receta de paella de marisco publicada en La Fallera, donde explican muy bien la preparación paso a paso.

Una regla que me he impuesto en la cocina, es que cuando se trata de preparar un platillo tradicional de cualquier país, como lo es la paella para España, el tiempo total invertido en lograr el platillo final (la compra de ingredientes, preparación, cocción y limpieza) debe tomar significativamente menos tiempo de lo que nos tomaría viajar a dicho país de ida y vuelta. Algo que además, en esta época de pandemia, no es recomendado.

No te preocupes por el sartén

Uno de los primeros problemas que encontré cuando me planteé hacer una paella, fue el tema del recipiente donde la cocinaría. Tradicionalmente  se realiza en una paella de hierro. Sin embargo, no hay que olvidar que la paella es un plato tradicional campesino que tuvo su origen cientos de años antes de que las cocinas modernas existieran. Mucho antes de que las paellas (nombre del recipiente donde se cocinan) existieran. Así que cualquier sartén de hierro que  tengamos en casa funcionará, únicamente habremos de procurar usar el más ancho que tengamos a mano.

Sé flexible con los ingredientes

Dado que el propósito del platillo es cocinar cualquier tipo de pescado, marisco u otros ingredientes disponibles en la época, hay mucha libertad en los ingredientes que se necesitan. Adicional al arroz, la mayoría de las paellas incluyen pollo, chorizo, camarones, almejas y mejillones, y se enriquecerán con la adición de otros como el cerdo, el calamar, pescado rape, anguilas, caracoles e incluso conejo. Obviamente, queremos prepararla siguiendo la receta al máximo, sin embargo, si hay ingredientes que no tenemos a la mano o no es fácil conseguir, debemos ser flexibles y preparar nuestra paella con lo que encontramos.

El azafrán es esencial

Una de las especias más caras es el azafrán, ingrediente esencial de la paella. Puede resultar muy tentador no utilizarlo o reemplazarlo por cúrcuma y pimentón. Sin embargo, es algo que no te recomiendo. Si bien es cierto el azafrán es una especia muy potente, su aroma único, floral y dulce, no es posible replicarlo, como tampoco su sabor. Es cierto, que con otras especias puedes igualar el color característico de la paella, pero el sabor del azafrán es irremplazable.

Acerca del arroz

Al igual que otros platillos tradicionales como el sushi o el biryani, la paella también se define por el tipo de arroz con el que es hecho. La variedad nativa de España es el arroz bomba, caracterizado por ser extremadamente corto, casi esférico y por su increíble capacidad de absorber líquido mientras se cocina.

El arroz bomba no es fácil de encontrar en nuestros supermercados, sin embargo, el arroz Calrose está disponible y al igual que el arroz bomba, es de grano corto y absorbe mucho líquido. Y si no encontramos tampoco el calores, utilicemos cualquier arroz de grano corto, aunque tendremos que considerar que variará un poco la cantidad de caldo a utilizar y el tiempo de preparación.

Agrega los ingredientes en el orden correcto

Quizá el mayor reto de cocinar una paella sean los diferentes tiempos de cocción de sus ingredientes, sobre todo la del arroz que debe cocerse solo el tiempo suficiente para que el caldo se absorba a la vez que alcanza su cocción ideal. Mi recomendación: guíate por la receta y resiste la tentación de ahorrar tiempo colocando todos los ingredientes a la vez en la paella. Advertido estás que si lo haces, tendrás resultados poco deseados como: una sopa, pollo poco cocido, mariscos sobrecocidos o todo lo anterior.

No revuelvas

Como nuestras propias recetas de arroz, en la paella esta regla no es excepción. Hay que evitar al máximo revolver o mover la paella, ya que si lo hacemos, el arroz quedará batido y no lograremos la característica base caramelizada o soccarat que se forma al fondo de la sartén.

¿Listo para preparar tu primera paella? Compártenos tus connsejos en los comentarios.