Menu

Atole de Guayaba

Cuando hace frío o llueve, a todos se nos antoja tomar algo caliente. Ya sea un café, un té, un champurrado, un atole o una sopa caldosa son perfectos para entrar en calor. En los meses de invierno, una de las frutas que encontramos fácilmente es la guayaba, fruta que tiene un alto contenido de vitamina C, aún más que el limón, la naranja o la toronja por lo que su consumo, beneficia la prevención y tratamiento de las enfermedades de las vías respiratorias.

atole-de-guayaba

Una forma rica de consumir la guayaba (además de comerla fresca) es preparando un rico atole de guayaba.

Ingredientes:

  • 5 guayabas maduras
  • 1 litro de leche
  • 3 cucharadas de fécula de maíz (maicena)
  • 1 raja de canela
  • 2 tazas de azúcar
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 tazas de agua

Preparación:

1. Lava y desinfecta las guayabas. Córtales los extremos y ponlas a hervir en una olla con las 2 tazas de agua, la canela y ½ taza de azúcar.

2. Cuando hayan hervido las guayabas y se sientan tiernas, retira la canela, vacía las guayabas en la licuadora con el almíbar y procesa hasta obtener una mezcla tersa.

3. Aparta 1 taza de leche y el resto, ponlo en una olla aparte (diferente a la que herviste la guayaba o bien lavada) y lleva a ebullición.

4. Disuelve las 3 cucharadas de fécula de maíz en la taza de leche que has separado, agitando vigorosamente.

5. Antes de que rompa el hervor agrega a la leche el bicarbonato de sodio. Mezcla hasta que se integre con una cuchara de madera.

6. Agrega la fécula de maíz, mezcla y deja hervir a fuego lento, sin dejar de mover un par de minutos.

7. Con ayuda de una coladera, agrega poco a poco la guayaba licuada. Es importante, que al mismo tiempo que vas agregando, muevas hasta integrar. Una vez que has agregado toda la guayaba y esta se ha integrado perfectamente a la leche, agrega el azúcar restante, baja el fuego al mínimo y deja hervir el atole de guayaba 5 minutos más.

A diferencia de otros atoles, te habrás notado que al atole de guayaba se le agrega un poco de bicarbonato de sodio, esto se hace, para que no se corte la leche al momento de agregar la pulpa de la guayaba, puesto que ésta en ocasiones es un poco ácida (aunque este hervida y le hayas agregado azúcar, la acidez persiste).

Disfruta de este rico atole de guayaba con unos ricos tamales o pan dulce.

¡Buen provecho!

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *