Hay que aceptarlo. Nuestro ritmo de vida actual ha hecho que cada vez cocinemos menos en casa. Eso significa que nuestra salud y la de nuestros hijos se vea afectada y que en un mundo donde hay abundancia de comida rápida los índices de obesidad, diabetes y desnutrición sean cada vez mayores.

También significa que gastemos más en comida en comparación con generaciones anteriores y que debido a eso haya pasado a segundo término cosas tan importantes como tener una casa propia, un fondo para emergencias, un seguro de gastos médicos e incluso unas vacaciones que nos permitan descansar y conocer nuevos horizontes.

De allí es que desde hace varios años me ha interesado el tema de la planeación de comidas. Un hábito que puede hacer una gran diferencia en la forma en la que nos alimentamos, pero también en nuestra salud y en nuestros bolsillos.

Para mí, el planear las comidas de la semana es una parte importante de una alimentación sana. Es una actividad que con el tiempo he ido mejorando y aprendiendo, y que hoy en día no me toma más de 15 minutos cada semana. Entre los beneficios que me ha brindado:

Ahorrar dinero:

Ha habido muchas ocasiones en nuestra vida en la que la cantidad de dinero disponible para nuestros gastos ha sido pequeña y hemos hecho todo lo posible para estirar nuestro presupuesto: el cambio de residencia a una ciudad que no conocíamos, el estar ambos sin empleo, los planes de boda, el enganche de una casa, la compra de un auto, un ingreso variable, viajes inesperados y situaciones que han requerido un gasto que no teníamos planeado.

Tener un presupuesto y hacer un plan de comidas cada semana nos ha ayudado a continuar comiendo sano, incluso en esas temporadas tan desafiantes. Aún me parece increíble que actualmente gastemos en alimentos menos de la mitad de lo que gastábamos hace algunos años. Con todo y que los precios continúan subiendo.

Alimentos frescos y saludables

Cuando uno busca en Internet como gastar menos en comida uno de los primeros consejos que encuentra es usar ingredientes de relleno, como el arroz y la pasta, altos en carbohidratos y no tan buenos para una población en la que la diabetes es un padecimiento real. El segundo consejo que uno encuentra es reducir la cantidad de proteína animal e incluso disminuir la cantidad de frutas y verduras frescas a favor de sus versiones enlatadas más económicas pero llenas de conservadores.

Pero para mí, ahorrar dinero en comida no significa eso. Gracias a la planeación de comidas es que podemos permitirnos una alimentación nutritiva, con frutas, verduras y carnes frescas y de primera calidad. Planear nuestras comidas nos permite decidir qué comidas saludables le serviremos a nuestra familia y así únicamente comprar ingredientes que sabemos vamos a usar.

No desperdiciar alimentos

Una de las principales cualidades que debe tener quien lleva una casa, sea hombre o mujer es el saber administrar los recursos que tenemos. Al planear las comidas de la semana sabemos como vamos a usar todos los ingredientes que llevamos a casa, incluso antes de hacer la compra, así como aprovechar aquellos sobrantes que han quedado de los días pasados.

Menos estrés

Le llaman la enfermedad del siglo XXI. El estrés es hoy en día la causa de muchísimas enfermedades y de allí que tanto nos recomienden reducir los niveles de estrés. ¿Y cómo lo hacemos? Hay muchas formas: el ejercicio, la meditación y el prever aquellas situaciones que nos causan estrés o preocupación diariamente.

Una que quizá no notamos mucho, pero de la que podemos liberarnos es esa pregunta de las 8 de la noche ¿qué vamos a cenar hoy? o el ¿qué voy a hacer de comer para mañana?. Preguntas sencillas que de una u otra forma ocupan nuestra energía mental  y que podemos responder y ejecutar fácilmente si tenemos un plan.

Agregar variedad

Aunque pareciera que planear las comidas de la semana es una actividad aburrida y rígida, lo cierto es que sin un plan es más fácil que prepares las mismas comidas una y otra vez. El planear las comidas nos permite asegurar una variedad de platillos e ingredientes y nos evita caer en la trampa de comer las mismas cinco recetas una y otra vez. No olvidemos además que una variedad de ingredientes es buena para nuestra salud digestiva y nos expone a una mayor cantidad de nutrientes.

Mi guía de 7 pasos para planear las comidas

Pensando en todos esos beneficios y como respuesta a la constante pregunta de nuestros lectores sobre cómo ahorrar dinero en los alimentos, he creado una guía rápida para la planeación de comidas en la que he incluido los 7 pasos que sigo semana a semana para crear mi plan de alimentación, respuestas a las preguntas más comunes sobre la planeación semanal, consejos para ahorrar en alimentos y 7 plantillas que te ayudarán a lograr que tu plan de comidas sea todo un éxito.

Haz clic en la siguiente imagen para ir a la guía rápida para la planeación de comidas.

planear las comidas de la semana

loading...