A estas alturas de septiembre, muchos ya han disfrutado de sus vacaciones de verano, mientras nosotros en casa apenas estamos planeando a donde ir. Siempre he creído que nuestro México tiene una enorme lista de lugares que visitar y que cada uno de ellos está listo para sorprendernos.

Pero el que me encante México no significa que no desee algún día conocer otros países, a sabiendas de que no solo el espacio físico es lo que hay que admirar, sino también su cultura y su legado gastronómico, siendo este último la mejor forma de acercarse a su modo de vida y a sus costumbres.

Hace unos días, visitando Expedia.es para ofertas de viaje me detuve a pensar en cuáles serían los platillos típicos e ingredientes de algunos de sus destinos de viaje, y vaya que investigando un poco, he quedado maravillada. De ahí, que hoy les comparta un poco de lo que he descubierto.

París

gastronomia italiana

Uno de los principales destinos turísticos en todo el mundo es París, Francia, y creo no equivocarme al decir que conocer dicha ciudad es el sueño de una gran mayoría de mujeres, pero también, la gastronomía francesa es una de las más importantes del mundo. Sus ingredientes estrella, los quesos, entre los que destacan el camembert, el roquefort, el brie y el queso de cabra.

coq-au-vin - gastronomía francesa

Pero también, se distinguen por sus panecillos y repostería, como son los brioché, las magdalenas, el baguette, el croissant, y los financiers, estos últimos por cierto, reciben su nombre gracias a que la pastelería que los creo  estaba situada junto a la Bolsa de Valores de la ciudad. De sus platillos tradicionales, habrá que probar el coq au vin, o “gallo al vino”, un plato típico que como su nombre lo dice, su preparación añade una generosa cantidad de vino tinto, y para potenciar su sabor se añade una hortaliza como la cebolla o el nabo.

Roma

fiori di zucca - gastronomía romana

Otro de los destinos turísticos más importantes del mundo es Roma, Italia, y es probablemente la gastronomía italiana con la que mejor estamos familiarizados (o creemos estarlo), aunque probablemente poco interés hallamos puesto a sus ingredientes, los cuales son de lo más sencillos. En Roma, la comida normalmente se compone de cuatro tiempos: los entremeses o antipasti como son las bruschettas, los crostini, la ensalada capresse, la Fiori di Zucca consistente en flores de calabaza rebozadas  que suelen servirse en primavera y verano, las suppli o croquetas de arroz con corazón de mozzarella, o las bien apreciadas crocchette di patate que no son otra cosa que unas croquetas de puré de papa fritas con pan rallado, queso y huevo.

gastronomia italiana

Le siguen,  el primer plato que, al igual que en México, suele ser una pasta bañada en alguna de sus bien conocidas salsas: all’arrabbiata con tomate picante; alla carbonara con huevo, queso pecorino, tocino y pimienta; all’amatriciana con tomate, queso pecorino y panceta de cerdo, alla bolognese consistente en un ragú de carne de ternera, cebolla, zanahoria y tomate; alla puttanesca con ajo, chile, anchoas, tomate, aceitunas negras y alcaparras; alle vongole con almejas; ai funghi porcini con hongos, al aglio, olio e peperoncino con ajo, aceite y chile; y desde luego, al pesto de albahaca con queso parmesano y piñones. O bien un plato de arroz o risotto, de ñoquis (gnocci) preparados con harina de trigo y papa, o una sopa, mientras que el segundo plato está compuesto por carne o pescado y su guarnición, y desde luego el postre que consiste usualmente en una fruta o un dulce.

Tokio

Kabayaki - gastronomía de Tokio

Puede que la gastronomía de Francia y de Italia, sea un poco más acorde con la forma en la que estamos acostumbrados a alimentarnos. Pero si hay un destino que pude sorprendernos es Tokio, Japón, pues tienen una variedad extraordinaria de platillos. Hay que saber que en Tokio el ingrediente estrella es el pescado, sin olvidar que la base de la cocina japonesa es el arroz.

gastronomia japonesa

Los platos representativos son los fideos de soba elaborados con harina de alforfón que se sirven fríos con una salsa en los que se sumergen o bien en un caldo caliente; la tempura de mariscos y verduras, los fideos udon que son gruesos y elaborados con harina y que se sirven en un caldo a base de dashi, salsa de soja y mirin; el kabayaki que consiste en un plato de pescado fileteado, sin espinas y mojado en una salsa dulce a base de soya, y que se cuece a la parrilla;  el sushi y el oden, un estofado de pescado y huevos cocidos.

No se a ustedes, pero el aprender un poco más sobre como es la cocina de otros países, me invita a buscar nuevas formas de cocinar, me invita a buscar preparar platos diferentes, a veces incluso, con combinaciones que nunca antes había imaginado. Sí, estoy pensando seriamente en un pescado a la parrilla marinado con una salsa dulce y unas flores de calabaza rebozadas y rellenas con queso y camarones…

 

Imágenes | Maria Lunarillos,  Racconti di Cucina,  Just One Cookbook, Pixabay