Conociendo Cuba a través de su gastronomía | cocinamuyfacil.com

Ha pasado ya un tiempo desde que hablamos de la cocina internacional, particularmente de las ganas que tengo de conocer de primera mano la gastronomía de Perú  y de París, Roma y Tokio. Pero hoy quiero hablarles de la cocina cubana, misma que hoy en día es una de mis favoritas a pesar de no haber visitado nunca la isla caribeña.

Si me siguen en Instagram, sabrán que nos encanta visitar La Bodeguita del Medio, el que quizá es el restaurante cubano más famoso del mundo, un restaurante típico de La Habana del que hay, para mi beneplácito, una sucursal en Guadalajara. Si bien es cierto, el gusto inicial de ir ha sido desde siempre los mojitos y la buena música, tengo que reconocer que en los últimos dos años su comida nos ha cautivado a tal grado que es mi lugar de elección para celebrar ocasiones especiales.

Procurando no caer siempre en los mismos platos que ya nos han fascinado, hemos probado la pierna asada en su jugo, los tostones rellenos, las masitas de cerdo, los clásicos moros y cristianos que nunca pueden faltar en la mesa, los cascos de guayaba, los plátanos fritos con crema y recientemente un flan de naranja extraordinario.

El arte culinario de Cuba incluye a menudo arroz, granos, huevos, tomates, cerdo, pollo y yuca, siendo uno de sus condimentos más importantes el chile o ají, como allí le llaman y la historia se ha encargado de enriquecerla con influencias de los esclavos africanos, los campesinos españoles e inmigrantes franceses, haitianos y del Caribe, una enorme diversidad cultural que con el paso del tiempo ha formado lo que hoy conocemos como la cocina cubana tradicional.

En cuanto a las bebidas, los cocteles cubanos tienen siempre una nota alegre, hasta cierto punto inofensiva, que revela a sorbos la personalidad característica de los cubanos. De estos cocteles el más famoso sin duda es el mojito cubano preparado con ron y hierbabuena macerada, pero también destacan el Heminway con ron, marrasquino y jugo de toronja; el Daiquiri preparado a partir de ron blanco y zumo de limón criollo; el Cuba Libre también famoso desde su origen en el año 1901 y preparado con ron blanco o añejo de 3 años y refresco de cola.

De entre los postres hay muchos otros que tengo en la mira para probar y cocinar algún día: el flan de café, el masareal cubano, los buñuelos de yuca, el panetela, el tocinillo del cielo y el majarete. Y bien sé, que al igual que nuestros platillos tradicionales, todos ellos tienen un poco de historia detrás de ellos.

 

 

 

loading...