El café: cómo combinarlo con los alimentos | cocianmuyfacil.com

El café causa pasión y alegría a millones de personas alrededor del mundo. Aquí en México, desde pequeños aprendemos a disfrutar de una buena taza de café de olla y a partir de ese momento, el gusto por esta aromática bebida solo se acrecienta. Y es que, preparar un excelente café es todo un arte y son muchas variables las que influyen. En MiCafetera.com las resumen en cuatro: variedad de granos y tostado, extracción de sabores y aceites a través del agua, la fuerza de la infusión y la proporción entre café y cantidad de agua.

Todo esto ha hecho que beber una taza de café sea indispensable para iniciar el día,  en el final ideal para la comida y el acompañamiento perfecto de una pieza de pan de dulce o de repostería. Pero el café puede acompañarse y servirse con otros alimentos y es precisamente del con qué otros alimentos puede combinarse el café, de lo que hoy quiero hablarles.

Frutas

Las frutas frescas, así como los postres resultan en una combinación sencilla y saludable para el café. Aunque eso si, debemos tener cuidado de no excedernos en la variedad de sabores y de buscar un equilibrio entre el café y la fruta.

Así por ejemplo, los frutos rojos tales como las fresas, las zarzamoras, las frambuesas y las cerezas quedan bien con los cafés originarios de Kenya y de Haití. En el caso de las blueberries o arándanos azules, una buena elección son los cafés de Jamaica y de Yemén, África. En el caso de los duraznos, los chabacanos y las ciruelas, ya sea frescas u horneadas, los cafés que más les combinan son los de Haití y Tanzania.

En general, las tartas frutales son acompañamiento perfecto para cafés oscuros con tostado medio, como los procedentes de Costa Rica y Brasil.

Chocolate

Una de mis combinaciones favoritas es la de chocolate y café, pues este último potencia al máximo el sabor del primero.  De esta complementación se originan las bebidas a base de un shot de café espresso como los mochas, los lattes y los ristrettos.

Pero además de usar esta combinación en bebidas, también podemos aprovecharla en otras preparaciones. Para los brownies la mejor elección será un café con cuerpo, como los de Indonesia o los de Guatemala si hemos usado chocolate amargo. En cambio para un mousse de chocolate, la recomendación es un café de la variedad arábica como las que se cultivan en México.

En el desayuno


La mayoría de los cafés que se cultivan en Centro América   tienen un sabor balanceado que les permite servirse con diferentes alimentos en el desayuno. Por ejemplo, las crepas saladas rellenas de ingredientes como vegetales, hierbas, queso y carnes frías. Las crepas dulces en cambio, es mejor combinarlas con el café colombiano.

En el caso del desayuno americano que tradicionalmente se sirve con huevos, tocino y salchichas, lo mejor es servirlo con el café de Costa Rica. Si se trata de omelettes con champiñones o hierbas aromáticas, los cafés de Indonesia son la mejor elección.

Los expertos recomiendan que el pan tostado se sirva con un café de ligero tostado como lo es el de Costa Rica, el de Colombia, el de Guatemala y el de Brasil, mientras que la avena queda extraordinaria con una taza de café de Nicaragua.

Repostería

De estas combinaciones hay mucho que decir. Los italianos durante siglos han combinado el café con los biscotti, y los canadienses y norteamericanos tienen un especial afecto por las donas acompañadas con café. En México ya lo hemos dicho: el café de olla y el pan dulce son un éxito siempre.

Los biscottis, ya sean de almendra, de cerezas o de chocolate son excelentes para acompañar un buen espresso. Para unos roles de canela, un café de Colombia o de Guatemala, lo mismo que para un flan de caramelo. Los croissants franceses van bien con cualquier tipo de café, pero debemos darnos el gusto de probarlos con un buen café au lait (café con leche).

Por último, no quiero olvidarme de las galletas, particularmente las de mantequilla, cuyo sabor denso y su textura porosa van bien con los cafés de Costa Rica y Brasil, así como con un café breve, que es similar al café con leche pero adicionando un poco de crema.

Imágenes | Pixabay

loading...