A través de nuestro correo electrónico y nuestras redes sociales, diariamente recibimos una gran cantidad de preguntas, a las que tratamos de darle respuesta de manera personal. Pero muchas de ellas, creo que es mejor responderlas a través de nuestro blog, pues sin duda servirá a varios de nuestros lectores. Tal es el caso de un comentario que a inicio de este año nos dejaron en nuestra receta de deditos de queso, donde nos preguntaban por una recomendación para comprar una freidora.

¿Cómo elegir una freidora para cocinar en casa?

Sin duda el cómo elegir una freidora para uso casero es una pregunta que más de uno se han hecho, especialmente si buscamos conseguir resultados estupendos como los que encontramos en esas papas fritas que compramos en las grandes cadenas de restaurantes. Desde luego, en esos lugares se utilizan unas realmente grandes, como las freidoras industriales de esta página, que están diseñadas para mantener siempre el aceite a una temperatura adecuada, además de tener una gran capacidad.

Tener una de esas freidoras en nuestra casa puede no ser la mejor idea, pero para nuestra fortuna en las tiendas departamentales es sencillo encontrar algunas freidoras de uso casero, que nos darán excelentes resultados. Por ello, es que hoy queremos responder a la pregunta de ¿cómo elegir una freidora para cocinar en casa?.

Alimentos que podemos cocinar en una freídora

¿Cómo elegir una freidora para cocinar en casa?

Lo primero que debemos hacer antes de decidirnos por comprar una freidora, es saber qué tan frecuentemente la usaremos, lo que significa que consideremos todas nuestras posibilidades sobre lo que podemos hacer con una freidora, claro está, además de unas buenas papas fritas.  Entre las cosas que podemos freír están los vegetales, tales como las papas, los champiñones, la calabaza, los camotes e incluso unos aros de cebolla.

Además de vegetales, también podemos freír algunas carnes como lo es el pollo, el cangrejo, los camarones, el pavo e incluso el pescado; también están los diferentes tipos de quesos, como el manchego o el mozzarella, y no podemos olvidarnos de la panadería: unas donas, unas tostadas francesas y también  unos tradicionales churros.

Consideraciones al comprar una freidora

¿Cómo elegir una freidora para cocinar en casa?

Hay muchos modelos y marcas de freidoras disponibles para nuestra elección, pero para hacer una buena decisión de compra hay algunas consideraciones que debemos tomar en cuenta, como son la capacidad, el costo, la facilidad de uso y limpieza, el tiempo para calentar y desde luego, la seguridad a modo de evitar accidentes.

Capacidad

Para comprar una freidora, debemos primero pensar en si la usaremos principalmente para hacer comidas para nuestro núcleo familiar, o bien, si necesitaremos preparar cantidades más grandes para recibir a nuestros invitados en fiestas más grandes, pues en este último caso el tener una freidora pequeña tendrá como consecuencia que pasemos más tiempo cocinando.

Seguridad

La seguridad es uno de los puntos más importantes a la hora de comprar una freidora, pues se trata de un utensilio que fácilmente puede provocar un incendio o quemaduras graves. Por ello, es bueno tener en consideración que una freidora eléctrica es mucho más segura, aunque aún tiene sus riesgos si no tenemos el cuidado necesario al usarla. La buena noticia es que hoy en día hay freidoras con ciertas características de seguridad, como por ejemplo, apagarse automáticamente si el aceite alcanza una temperatura demasiado alta que represente un riesgo.

Por otro lado, no debemos echar en saco roto el instructivo que toda buena freidora trae consigo, en el que encontraremos recomendaciones tales como no sobrellenar la bandeja del aceite, cerciorarnos de mantener una temperatura adecuada o no pasar nuestros alimentos recién salidos de la freidora cerca de un fuego encendido.

Limpieza y uso fácil

Como en todo utensilio  de cocina, no debemos olvidarnos de la limpieza, y en el caso de las freidoras no es la excepción. Algunos modelos son seguros para lavar en el lavavajillas, mientras que otros no lo son. Además, sacar el aceite usado no es tarea fácil, por lo que será mejor una freidora en la que dicho proceso sea más simple.

Accesorios

No menos importante, será dar un vistazo a los accesorios incluidos con la freidora, tales como canastillas que sean fáciles de manejar, pues éstas nos ayudan a meter y sacar con mayor seguridad los alimentos del aceite caliente. Otro accesorio o característica necesaria es un termómetro que nos permita verificar rápidamente la temperatura del aceite.

Mi última recomendación para elegir una freidora para cocinar en casa, es que busquemos diferentes marcas y precios. Es fácil encontrar freidoras de marcas reconocidas como T-Fal, Presto, Philips y Cuisinart en las tiendas departamentales y supermercados, pero si en nuestra ciudad hay ferias de hosteleria, podemos acudir a alguna, pues es común que en ellas encontremos mejores precios, más variedad y modelos mucho más recientes.

 

loading...