Las sopas surgen como una necesidad de ablandar los alimentos duros que no se pueden masticar fácilmente. La manera de hacerlo es poniendo los alimentos a cocer en agua hirviendo. Y como el agua de la cocción adquiere el sabor de lo hervido, se empezó a consumir como un caldo. Este es el origen de las sopas.

En México, tenemos una gran diversidad de chiles, dos de los más usados en las cocinas mexicanas son el chile ancho y el chile guajillo, además del chile de árbol. El chile ancho y el chile guajillo, regularmente se conservan secos y son usados en las preparaciones de caldos, salsas y sopas.

Sopa de chile ancho y juajillo receta

Esta sopa de chile ancho y guajillo, se cocina fácil, y además de su delicioso sabor, es una sopa verdaderamente económica.

Ingredientes:

  • 3 chiles anchos sin semillas
  • 3 chiles guajillos sin semillas
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de cebolla
  • 1 litro de caldo de pollo ( o bien, un litro de agua y dos cucharadas de consomé de pollo en polvo)
  • 1 rama de epazote
  • 4 tortillas
  • Sal
  • Aceite

Preparación:

  1. Prepara tu caldo de pollo de la manera en que más te guste. Si tienes caldo resultante de hervir piezas de pollo, úsalo, o bien, pon a hervir 1 litro de agua y agrega las dos cucharadas de consomé de pollo en polvo, mezcla hasta que se disuelva por completo y deja hervir un par de minutos.
  2. En una taza con agua hirviendo, remoja los chiles anchos y guajiros hasta que estén bien suaves. Una vez que estén suaves, licúalos con la cebolla, el ajo y un poco del caldo de pollo.
  3. En una cacerola profunda, calienta un poco de aceite y ayudándote de un colador, añade la salsa de chiles, deja que se fría 10 minutos o hasta que esté bien sazonada. Añade el resto del caldo de pollo, la rama de epazote y deja que hierva.
  4. Corta las tortillas (usa las del día anterior para un mejor resultado) en tiritas, y fríelas en una sartén con suficiente aceite caliente. Cuando estén crujientes, sácalas del fuego con ayuda de una espumadera y colócalas sobre una toalla de papel absorbente, para retirar el exceso de grasa.
  5. Para servir, coloca en un plato hondo una porción de la sopa y añade las tortillas fritas.

Para darle mayor presentación y añadirle más sabores a tu sopa de chile ancho y guajiro, al momento de servir acompáñala con un poco de crema y queso.

¡Buen provecho!

loading...