El arroz rojo o arroz a la mexicana, es una de las recetas básicas que en toda cocina mexicana debe conocerse. Es una receta tradicional, llena de sabor y que acompaña a la mayoría de nuestros moles y otros platillos. Además, es la entrada perfecta tanto para una comida diaria, como para una de fiesta, y puede incluso ser la base de un almuerzo no planeado.

Es sencillamente sorprendente. Lo vemos servido en las mejores fiestas y celebraciones en nuestros pueblos, acompañando al mole poblano o al oaxaqueño, o a otros moles menos nombrados pero igual de exquisitos, pero también lo vemos servido en tacos, o convertido en una merienda completa con un plátano al lado y unos huevos estrellados.  Es capaz de acompañar el más exquisito y elaborado platillo de nuestra gastronomía, pero es también uno de los platos más humildes que tenemos. Esa es su carta de presentación.

 

Arroz rojo | cocinamuyfacil.com

Pero cocinar arroz rojo o arroz a la mexicana, es también el arte de la cocinera mexicana, que busca un arroz esponjoso, con los granos separados, no quemado, no batido y con un excelente color rojo.  Algo que no es tan sencillo, pero que se domina con el tiempo. Secretos hay muchos, entre los que se incluyen poner el arroz al sol durante toda una mañana, usar solo cacerolas de barro, remojar el arroz y muchos más. Cada quien tiene su secreto, y estos son los secretos de casa.

Arroz rojo | cocinamuyfacil.com

Arroz rojo. Receta
Autor:: 
Categoría: Sopa y Arroz
Cocina / Cuisine: Mexicana
Tiempo de Preparación: 
Tiempo de Cocción: 
Tiempo Total: 
Porciones: 4
 
Ingredientes / Ingredients
  • 1 taza de arroz
  • 3 jitomates
  • 1 ajo
  • ¼ de cebolla
  • Agua
  • 1 papa
  • 1 zanahoria
  • 1 taza de chícharos
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de caldo de pollo en polvo
Preparación / Directions
  1. Pon a calentar 1 litro de agua, cuando comience a hervir, vacía la mitad sobre los granos de arroz, mueve un poco y deja reposar durante 5 minutos. Transcurrido este tiempo, escúrrelos con ayuda de una coladera y reserva, por un espacio de 15 a 20 minutos, con el fin de escurrir la mayor cantidad de agua posible.
  2. Mientras tanto, en la licuadora muele el jitomate, el ajo, la cebolla y media taza del agua caliente. Pasa la salsa por un colador, y mide exactamente 2 tazas de salsa. Si no alcanza, completa con más agua caliente.
  3. También hay que pelar y cortar en cubos pequeños la papa y la zanahoria, y enjuagar los chícharos.
  4. Una vez que ya tenemos listo todo, ponemos al fuego una cacerola y agregamos el aceite. Con este vamos a dorar el arroz (lavado y escurrido), procurando moverlo con frecuencia para que no se queme.
  5. Cuando el arroz está dorado, con cuidado, agregamos la salsa de jitomate, la cucharada de caldo de pollo en polvo y las verduras. Bajamos el fuego al mínimo, tapamos la cacerola, y dejamos cocinar hasta que el caldo se consuma por completo y se formen pequeños orificios en la superficie.
  6. Una vez que apagamos el fuego, removemos ligeramente con un tenedor, para separar los granos y volvemos a tapar. Esperamos 10 minutos antes de servir.

Hay que decirlo, el sabor y la textura de un arroz rojo bien hecho es exquisito. Habrá quien guste de hacerlo con más grasa, de no agregarle verduras, o solo alguna de ellas. ¿A qué sabe? Lo he dicho antes, sabe a México.

¡Buen provecho!

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés